Clasificación

Actualmente en Argentina los vinos se clasifican en tres categorías: Tintos, Blancos y Rosados.

A su vez en cada una de estas categorías se puede hablar del “varietal”, haciendo referencia con ello, a la variedad de uva que se utiliza para su elaboración. Siguiendo esta línea se puede hablar de vinos “Varietales” y “Blend /Genéricos/De corte”. Los primeros son aquellos cuya composición tienen como mínimo un 85% de UNA variedad explicitada y cuya producción tenga un rendimiento mínimo equivalente a 100lts por cada 130 kg uva. Por su parte los “Blend” son aquellos que se obtienen a partir de la mezcla de dos o más variedades de uva.

También podremos encontrar las menciones “Reserva” y “Gran Reserva”. Correspondiendo la primera, a vinos para cuya elaboración se haya requerido en promedio, una proporción de 135kl de uva cada 100lt de vino y que tengan en crianza mínima de doce (12) meses para los tintos y seis (6) para los blancos. Por su parte la mención “Gran Reserva” exige una relación 140kl uva por cada 100lt vino y una crianza mínima de veinticuatro (24) meses para los tintos y doce (12) meses para los blancos.