THE APPLE DOESN’T FALL FAR FROM THE TREE – BONARDA 2016 por Aina Mailhos

29/08/2018

Hay cosas que se llevan en la sangre y en el alma, costumbres que pasan de una generación a otra y se van arraigando y enraizando. Algo parecido pasa con los Riccitelli y el vino, es parte de ellos, lo han transmitido de padre a hijo y se lucen con lo que hacen.

Tengo que admitir que la Bonarda nunca ha sido una variedad que me guste mucho, pero este vino me hizo cambiar de opinión. El diseño de la etiqueta es llamativo, fuera de lo común y rinde un homenaje a aquello que pasa de una generación a otra, a la fruta que cae cerca del árbol.

Bonarda que proviene de viñedos ubicados en Vistalba, Lujan de Cuyo. Se añeja en barricas de roble francés por un período de 12 meses. Este era 2016, un par de años más de descanso también le vendrían de maravilla.

 

NOTAS DE DEGUSTACIÓN

 

VISTA: El color encanta a primera vista, es rojo violáceo con reflejos púrpura. Es brillante y vivaz.

 

AROMA: Es una mezcla de frutos rojos y frutas negras, bien dulces con algunas notas mentoladas. Los aromas de la madera son suaves, para nada invasivos, se percibe cacao y cuero que acompañan sin molestar.

 

GUSTO: Tiene un comienzo meloso y frutado, la acidez es muy discreta y refresca suavemente los aromas de la fruta. Los taninos tienen buena presencia, pero son armónicos, redondos y aterciopelados. La persistencia es bien prolongada.

 

MARIDAJE: Nunca falla con un buen asado o con quesos semi duros, duros o un queso de cabra con hierbas. Una gran amiga hace las mejores pastas caseras y sus ravioles más el feriado fueron la compañía perfecta para este Bonarda.

 

TEMPERATURA DE SERVICIO: Como la mayoría de los tintos de 16 a 18ºC.

 

Busquen, prueben, experimenten… Al final del día lo ideal es: el vino que más les guste, con la comida que más disfruten.

 

¡Nos leemos la próxima semana!


Por Alina Mailhos